viernes, 8 de junio de 2012

LA HISTORIETA DE PIGNA SOBRE SAN MARTIN



Felipe Pigna es uno de los presuntos historiadores aparecidos en los últimos años, que ha alcanzado éxito mediático. Este año lanzó una colección de folletos sobre historia argentina, con forma de historieta, dedicando uno de ellos a la biografía del General San Martín[1]. En la breve introducción, de dos páginas -el folleto no está paginado- el autor realiza dos afirmaciones, que, por cierto, no documenta, puesto que el folleto carece de bibliografía. Afirma:

-”Al borde del Támesis prosperaban los grupos revolucionarios de carácter masónico como la Gran Hermandad Americana...”;
-“Con juvenil entusiasmo, San Martín desarrolló una febril actividad durante los cuatro meses que permaneció en Londres”.
-”Tomó contacto con los miembros de la Hermandad...”.
-“También se entrevistó con funcionarios del gobierno británico, como James Duff y sir Charles Stuart. Muy probablemente hayan sido ellos quienes le hicieron conocer el plan Maitland”.
-“A mediados de marzo de 1812, La Gazeta de Buenos Aires daba cuenta de la llegada de los militares argentinos.
San Martín fue recibido por el jefe de la masonería local, Julián Álvarez...Con la anuencia de Álvarez, San Martín, Carlos de Alvear y sus compañeros de viaje de la George Canning fundaron en mayo de 1812 la Logia de Caballeros Racionales, una sociedad secreta de neto corte masónico que años después recibiría el nombre de Lautaro.”

En la historieta, propiamente dicha -serie de dibujos que constituyen un relato- cuyo relator es el caballo blanco de San Martín, se reiteran las afirmaciones de ese tenor:
-“San Martín fue iniciado como masón en la Logia Integridad de Cádiz, afiliándose a la Logia Caballeros Racionales Nº 3 de dicha ciudad”.
-En otro cuadro, en casa de sir Charles Stuart, diplomático inglés, este conversa con San Martín a quien dice: “Lo veo decidido, quiero mostrarle algo. Entre los miembros de nuestra sociedad secreta se lo conoce como Plan Maitland”. Se muestra la carátula de un libro con este título: “Plan para capturar Buenos Aires y Chile y luego emancipar Perú”.

Como el folleto citado se vende en quiscos y supermercados, y está destinado obviamente a niños y jóvenes, considero necesario ocuparse de él, pues está difundiendo masivamente dos afirmaciones tendenciosas: que San Martín fue masón, y que se limitó a ejecutar un plan estratégico diseñado por un militar escocés, Thomas Maitland.
1. Con referencia a la masonería, está suficientemente probado que San Martín nunca perteneció a la misma, y que la Logia Lautaro -como lo reconoce la Masonería inglesa- era un grupo político no masónico
[2].
2. Sobre el Plan Maitland, debe aclararse que se trata de un manuscrito, sin destinatario, ni fecha, ni firma -por lo tanto, no es un documento-, que descubrió casualmente el Dr. Rodolfo Terragno en el Archivo General de Escocia. El mismo Terragno admite que, hasta 1981, cuando lo encontró, no había “ni un rumor sobre el Plan Maitland, ni referencia alguna a su autor, en toda la bibliografía sobre la independencia de Hispanoamérica”
[3].
El título de dicho manuscrito es: Plan para capturar Buenos Aires y Chile y luego emancipar Perú y México. La mención de México es un error del autor, que en el texto se refería a Quito (Ecuador). Maitland que no conoció Sudamérica, recibió información de Sir Hippisley sobre los modos de atacar las colonias españolas, que, a su vez, la había obtenido de jesuitas exiliados que conoció en Roma.
Terragno reconoce que “no hay prueba de que Maitland fuera masón”
[4], tampoco puede demostrar que haya conocido a San Martín. Sin embargo, arriesga esta hipótesis: “Que, conociendo los planes y el carácter excepcionalmente reservado de San Martín, algunos de sus numerosos amigos masones haya compartido con él (si no otros secretos de la masonería) información sobre proyectos en los cuales la masonería servía informalmente el interés del Reino Unido”[5].
El llamado Plan Maitland contiene sólo un esbozo, con ideas comunes en la época, por lo que no puede extrañar que muestre algunas coincidencias con el que ejecutó nuestro prócer, que ya había analizado un plan del Teniente Coronel Enrique Paillarde, fechado en diciembre de 1813. Pero fue con su amigo, Tomás Guido, con quien aparentemente diseñó su plan San Martín, presentado por Guido en una memoria al Director Supremo González Balcarce, con fecha 20 de mayo de 1816. Los dos biógrafos más famosos del Libertador, Mitre y Otero, coinciden en que el mérito del Plan Continental le corresponde a San Martín.
En el día de la Soberanía Nacional, debe insistirse en la necesidad de acentuar el estudio y difusión de la historia argentina, en base a los investigadores serios, y denunciar a los aventureros que deforman el conocimiento sobre los héroes y sus motivaciones.

Boletín Acción Nº 117, 20-11-07

[1] Pigna, Felipe. “San Martín”; Buenos Aires, Editorial Planeta, 2007.
[2] Meneghini, Mario. “San Martín no fue masón”; Córdoba, Boletín Acción, Nº 44, marzo 1998 [3] Terragno, Rodolfo. “Maitland y San Martín”; Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes, 1998, pág. 15.
[4] Op. cit., pág. 173.
[5] Op. cit., pág. 178.

Tomado de: 

1 comentario:

  1. Con mucho respeto pregunto ¿ San Martín, no era en realidad hijo de Alvear y una indígena ? Si fuera así por qué se oculta la realidad, si él sería igualmente nuestro Santo de la Espada !!

    ResponderEliminar